La mesa de Salomón

El mito conocido como la Mesa de Salomón, o la Tabla de Salomón o El Espejo de Salomón ha sido motivo de innumerables leyendas a su alrededor. Sin embrago y a pesar de las múltiples contradicciones y desacuerdos que existen, en una cosa todos coinciden y es en el propósito de la misma.. Se decía que en ella, el rey había escrito todo el conocimiento del universo, incluyendo la fórmula de la creación y el nombre verdadero de Dios, puesto que éste, no podía escribirse jamás y solo debía pronunciarse para actos de creación, de acuerdo a la tradición cabalística. Se dice que con el fin de que nadie lo pronunciara, Salomón lo habpia escrito en forma de jeroglífico sagrado que contenía las pistas para la deducción del nombre. El que halle la tabla, según la leyenda, poseerá toda la creación y se aproximará el fin del mundo.

Un objeto tan polémico por supuesto tuvo varias descripciones, que a su vez hicieron crecer el mito: así, una crónica bereber  del siglo XI es una mesaa cuypos bordes y pies en número de trescientos sesenta y cinco eran de esmeraldas. Por su parte, el cronista Al-Macin aseguró que estaba compuesta por una mezcla de oro, plata y tres cenefas de perlas.  Y según las órdenes de Yavhé debería estar hecha en madera de acacia y cubierta en oro puro, sin plata ni perlas, aun cuando la descripción de Salomón, solo habla de oro puro. 

Sin embargo, la teoría de los musulmanes españoles es que la Tabula Smaragdina, atribuida a Hermes Trismegisto es en realidad de famosa Mesa de Salomón.

La Mesa de Esmeraldas se ha dicho en muchas ocasiones que es la mesa de Salomón, ya que su nombre recuerda la Tabla Esmeraldina del hermetismo alquimista que se le atribuye a Hermes y que fue grabado en una tabla esmeralda de una sola pieza.

La cronología básica es la siguiente:

Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: