Máscara funeraria y trono de Tutankamón

En 1922, el arqueólogo inglés Howard Carter descubrió la tumba de Tutankamón en la necrópolis egipcia del Valle de los Reyes, en Egipto. Además de ser la única tumba real egipcia que se ha encontrado intacta, permitió encontrar numerosos objetos que mostraban algo del esplendor de los faraones en el antiguo Egipto.

En dicha tumba se halló, entre muchos otros objetos, la famosa Máscara funeraria de Tutankamón o también conocida por algunos como la Máscara de oro de Tutankamón, que hoy en día se puede apreciar en el Museo Egipcio de El Cairo. Elaborada por orfebres egipcios entre los años 1354-1340 A.C. está hecha en oro batido, con incrustaciones de pasta de vidrio, lapislázuli, cuarzo, ágata o cornalina, obsidiana y turquesas. Mide 54 centímetros de altura y pesa 11 kilogramos y su técnica fue en policromado. Estaba incrustada en el rostro del faraón, a modo de protección.

Es considerada hoy la pieza más conocida en el mundo de las reliquias de Egipto y formaba parte del ajuar funerario del faraón Tutankamón y representa la imagen idealizada de este faraón, perteneciente a la dinastía XVIII de reinó de 1336/5 a 1327/5 A.C.

La otra pieza famosa encontrada en la tumba de Tutankamón fue su trono, conocido habitualmente como el Trono Real de Tutankamón o Trono ceremonial de Tutankamón. Al igual que la máscara, también formaba parte del ajuar funerario del faraón, aun cuando se cree que realmente fue usado en vida por él.

Está construido en oro laminado con imágenes en sobrerrelieves con la representación de Tutankamón y su Gran esposa real, Dadora de Herederos, la reina Anjesenamón, quien a su vez también tenía su ascendencia divina, por ser hija de Nefertiti  y el rey hereje Ajenatón. La escena familiar, casi íntima que representa, muestra a la reina en una actitud afectuosa, casi protectora del rey. El estilo corresponde al de Amarna, de cuellos largos muy estilizados, al igual que los cráneos, mandíbulas pronunciadas y vientres abultados y muestra a la pareja sujeta al dios Atón quien desde las alturas extiende sus rayos que terminan en forma de manos que ofrece Anj a los reyes. Esta posición era muy común en las representaciones egipcias.

Al igual que la Máscara funeraria, la pieza del trono, se encuentra en exhibición permanente en el Museo Egipcio de El Cairo, dentro de una urna de vidrio  y está elaborado en oro, madera, plata y vidrio y mide 103 centímetros de altura.

 

 

 

Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: