El oro alcanza precio record por la incertidumbre

 

En el año 2010 el oro cerró con la ganancia anual más grande de los últimos tres años y permanece en alza por décimo año consecutivo, puesto que todos los actores participantes en el ciclo del oro, ya sean inversores, operadores y bancos centrales de los países lo han preferido como refugio y cobertura frente al dólar y sus fluctuaciones.

Los futuros de oro de referencia en Estados Unidos cerraron en el año 2010 en 1.096,20 dólares por onza en la división de Comex de la Bolsa Mercantil de Nueva York. Si se tomara una base porcentual, el oro mostraría un incremento del 29,59 %, en comparación con la onza en el cierre del año 2009, pero menor al alza alcanzada en el año 2007 que llegó al 30, 86% durante el año.

Este comportamiento tan benéfico ha hecho que el interés en el metal dorado se mantenga como refugio del riesgo posible ante el preocupante panorama de las diferentes economías alrededor del mundo que no cesan de causar preocupaciones.

Un reconocido analista de la firma Richcomm Global Services, Pradeep Unni, a quien se le consultó para conocer su apreciación hizo el siguiente comentario: "La gran diferencia entre la economía de Estados Unidos y el resto del mundo y el temor a una probable recaída en la recesión económica han estado sirviendo como argumento para los que tienen un panorama alcista de los precios del oro."

Como en general, los inversores siguen dudando de la real recuperación de la economía de Estados Unidos y de la de Europa, ha hecho que la tendencia de inversión de los mismos se haya orientado hacia la inversión en oro como metal, lo que les asegura en términos generales un excelente refugio para sus capitales, frente a la incertidumbre de los mercados en general. Y el incremento en la favorabilidad del oro está impulsado en gran medida por la debilidad del dólar y por la necesidad de buscar activos que puedan funcionar óptimamente como coberturas contra la inflación desbordante que muchos han vaticinado.

Michael Blumenroth del Deutsche Bank expresó lo siguiente cuando se le consultó su opinión: "Si los bancos centrales están comprando oro para diversificar sus reservas, es una señal de que los inversores deben mantener posiciones largas de oro y cortas del dólar. Mientras que el mercado está pensando en la inflación que se espera el año 2010, los bancos centrales están más compradores que vendedores, y hay nuevas inversiones fluyendo hacia el mercado, no hay manera de que desees vender oro."

Commentarios
No hay comentariso enviados.
Añadir comentario
Nombre:
eMail:
Web:
Código seguridad: